¡Quiero ser más feliz!

 

         El deseo que todos hemos tenido, sentirnos bien, vivir contentos, estar inmersos en sensaciones agradables, el deseo que se concentra en una sola palabra, “felicidad”.

         La felicidad ha sido por mucho tiempo objeto de estudio del ser humano, científicamente hablando, todos los seres humanos producimos unas hormonas de forma natural, llamadas endorfinas, las cuales tienen un efecto analgésico, que estimula los centros de placer del cerebro, disminuyendo las sensaciones dolorosas y de malestar.

         Esto quiere decir que, las endorfinas contrarrestan las emociones negativas, como el dolor y el estrés, lo asombroso es que nosotros mismos podemos incrementar nuestra felicidad, al provocar la generación de endorfinas a través de las siguientes técnicas:

  • Risa: Influye en lo emocional, mental y corporal, al esbozar una sonrisa se segregan endorfinas y si esa sonrisa se convierte en una carcajada se multiplican al máximo, dando una agradable sensación de felicidad.

 

  • Ejercicio: Correr, trotar, nadar, jugar, producen un aumento de endorfinas retrasando la fatiga y produciendo una sensación de vitalidad y bienestar.

 

  • Relajación: Reservar un tiempo a solas para relajarte, imaginar el lugar de tus sueños; un hermoso bosque, una imponente montaña, una bella playa, etc.

 

  • Masaje: El roce de las manos sobre la piel activa la secreción de hormonas de la felicidad, provocando grandes descargas de bienestar.

 

  • Caricias, besos y abrazos: Las demostraciones de afecto, el expresar cariño son fuertes estimulantes de descarga de endorfinas.

 

  • Contacto con la naturaleza: Invade la energía y buen humor, la atmosfera que se respira en el campo o playa logra estimular las hormonas de la felicidad.

 

  • Música melódica: Disminuye la frecuencia cardiaca y respiratoria y se logra una importante relajación muscular.

 

  • Visualización: Evocar buenos momentos, pensar en hechos felices o soñar despiertos con nuevos proyectos y anhelos es la forma más sencilla de producir las hormonas de la felicidad cuando necesitemos recuperar vitalidad y energía.

 

          Estas técnicas indudablemente nos muestran que la felicidad está al alcance de nuestras manos, es tiempo de que las aproveches, para que así la felicidad deje de ser un deseo y se convierta en una realidad, una realidad fácil, rápida, saludable y principalmente muy ¡divertida! Y es que para ser más feliz, nuestro cuerpo nos ayuda, solo necesitamos saber cómo hacerlo bien y ahora.


 

Lic. Janet Delgado González
Especialista en RH y Desarrollo Humano

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Contacto

Comunícate con nosotros por este medio para aclarar dudas de nuestros cursos, mandarte el numero de cuenta a depositar, etc.

 

Contactanos en  el 044-22-21-20-06-07.

 

OTRO.